Las infecciones de sinusitis pueden llegar a tu cerebro, pero no te asustes.